Volviendo a ver Charada (Charade, Donen, 1963) una vez más sigo sin tener muy claro si se trata de una comedia (porque posee momentos casi de “screwball comedy”), de una película de suspense (secuencias enteras), un thriller (del que también tiene elementos) o una extraña historia de amor. 776 mais palavras